El Significado de la Santificación
Por Guarneri, Carlo

“Ser instrumento para honra, santificado, útil al Señor y dispuesto para toda buena obra.” 2 T. 2.21.

INTRODUCCIÓN: ¿Qué es la santificación? Hay diferentes corrientes de doctrina respecto a la santificación. Algunas opinan que necesitan tener una segunda experiencia de gracia en la vida que ya no les permita pecar y por lo tanto ni enfermarse. De un cristiano de segunda clase a uno de primera clase. Si pecan o se enferman es falta de fe. Otros opinan que el cristiano puede colgar la salvación en la cruz y vivir como le plazca. Pero, ¿qué dice la Biblia? Vayamos a ella para ver que nos enseña el Espíritu Santo.

I.LA POSICIÓN DEL CREYENTE.
¿Qué significa la palabra santo y santificar en sí misma?: Significa apartar, tener un lugar muy especial, separación, tener un lugar muy alto, tener un lugar único.
En este mundo hay dos clases de santos. Los hechos por los hombres y los hechos por Dios. Los hechos por los hombres como en la llamada iglesia Católica Romana, son objeto de adoración, ocupan el lugar de Dios, se ora o reza y adora a ellos en lugar de a Dios. Se cree que son omnipresentes y multilingües porque pueden oír todas las oraciones que se elevan en todas partes del mundo aunque sean al mismo tiempo y en cualquier idioma desde el cielo. Que son muy bondadosos y dadivosos ya que conceden las cosas mejor que un Dios cruel e inmisericordioso.

La separación en la creación: Separación del cielo de la tierra. La luz de las tiniebla. El día de la noche. Génesis 1:4. El Señor no quita las tinieblas, solo las separa de la luz. Dios no ha quitado nuestra naturaleza pecaminosa, pero está separada.















La separación de Dios. Dios es un ser apartado. Dios ocupa un lugar muy especial, muy alto, Él es el Altísimo, eso es ser santo. 2º de Samuel 22.14. Ocupa un lugar único en la creación. Dios también es un ser santo en el sentido moral. Santo en el sentido moral es un ser sin pecado, como Dios. Isaías 6.3.















15 Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, Cristo, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado.   Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), He 4.15.

Dios nos ha dado un puesto, el puesto de santo. Al creer en Cristo como Salvador Dios nos separó del mundo y de Satanás. No puso en un lugar aparte. Nos separo del mundo, para Él. Dios nos tiene en un lugar muy especial. Dios nos tiene muy cerca de su corazón. Nos amó tanto que Dios a su Hijo. Somos su amada herencia.


















Santo es un titulo dado a nosotros por gracia. Es un certificado. Tenemos un titulo de una profesión, profesamos ser santos y ahora tenemos que ejercer esa profesión de santos cada día. Si Dios nos hizo santos, tuvo que haber un momento en que nos santificó posicionalmente. Un momento en que nos separó del mundo y nos apartó para él.











​Este certificado es solo una ilustración
No hay tal cosa en la realidad.

Todo verdadero creyentes es un santo. 1ª de Corintios 1.1-2 y 2ª de Corintios 1.1. Cristiano es el nombre dado a los creyentes en el Nuevo Testamento. Santo es el titulo dado a los creyentes a través de toda la Biblia.

11Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios.   Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), 1 Co 6.11.

Un marido no creyente casado con una creyente recibe un trato especial de Dios por causa de ella. Porque como son uno, Dios no los trata diferente. Así el marido tiene un lugar especial en este mundo y al bendecir a su hija, lo bendice a él también así como a sus hijos aunque lo hijos no sean creyentes.

14Porque el marido incrédulo es santificado en la mujer, y la mujer incrédula en el marido; pues de otra manera vuestros hijos serían inmundos, mientras que ahora son santos.   Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), 1 Co 7.13–14.

II.LA EXPERIENCIA PROGRESIVA DEL CREYENTE.
Santo es una posición, ya explicada. Santificación es una experiencia. Una experiencia inicial cuando Dios nos separó y un experiencia diaria, progresiva de crecimiento espiritual donde vamos dejando atrás pecado por pecado con el poder del Espíritu Santo. A medida que el Espíritu Santo abre nuestros ojos, dándonos conciencia,  sobre una práctica pecaminosa en nuestra vida, de la cual no éramos consientes o no la considerábamos así, y nos da el poder para dejarla crecemos en santificación y también en madurez.

12¿Quién podrá entender sus propios errores? 
Líbrame de los que me son ocultos.   Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Sal 19.12.

23Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; 
Pruébame y conoce mis pensamientos; 
24Y ve si hay en mí camino de perversidad, 
Y guíame en el camino eterno.    Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Sal 139.23–24.














31Si, pues, nos examinásemos a nosotros mismos, no seríamos juzgados; 32mas siendo juzgados, somos castigados por el Señor (aquí en este mundo), para que no seamos condenados con el mundo.   Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), 1 Co 11.31–32.

1Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios. Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), 2 Co 7.1.

4 que cada uno aprenda a controlar su propio cuerpo de una manera santa y honrosa, International Bible Society, Nueva Versión Internacional, (East Brunswick, NJ: Sociedad Bı́blica Internacional, 1979), 1 Tes 4.4.

Otra manera de ser santificados es por medio de la Palabra. No solo leyéndola, estudiándola, meditándola pero practicándola en nuestra vida diaria.

19Y por ellos yo me santifico a mí mismo, para que también ellos sean santificados en la verdad.  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Jn 17.19.
Efesios 5.26.

La oración también santifica. 5porque por la palabra de Dios y por la oración es santificado.   Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), 1 Ti 4.5.

La santificación requiere o implica una vida limpia por dentro y por fuera cada día de la semana. Las 24/7.

La nueva criatura en nosotros crece. Una mujer lleva una criatura dentro de su vientre por nueve meses. Nosotros llevamos una nueva criatura dentro de nosotros toda la vida desde que Dios nos salvó. 2ª. de Corintios 5.17.

Somos santificados para ser usados como algo especial. Ser santificados no es para ponernos de adorno en un pedestal pero con un propósito, para ser usados para honrar al Señor, un vaso para honra. 2 Timoteo 2:21. La Biblia en diferentes partes se refiere al creyente como un vaso. 1ª de Tesalonicenses 4.4, 2a Corintios 4.7 y 5.1-5.












23 Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo. 24 Fiel es el que os llama, el cual también lo hará. Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), 1 Tes 5.23–24.

APLICACIÓN: Nosotros debemos estar separados del mundo. No salir del mundo, sino separarnos de las prácticas mundanas. Romanos 12.1-2. Cristo debe ocupar un lugar único en nuestro corazón. La Biblia dice que santifiquemos a Cristo, esto es que Él ocupe el trono en nuestro corazón. 1ª de Pedro 3.15.

Conclusión: Ventana 404.
Un niñito visitaba con su tía uno de los grandes templos de una ciudad. La luz de los rayos penetraba a través de los cristales de los grandes ventanales de vivísimos colores, donde se destacaban las figuras que hacían una representación de los apóstoles. El niño contemplaba embelesado a uno de ellos y le preguntó a su tía:
-¿Quién es esta persona? ella le contesto: “Representa a Juan, el apóstol.
-¿Y ese otro? Ese es San Pedro, el apóstol.
-¿Y aquel de más allá? Ese es San Pablo.
Y así el niñito continuó preguntando por cada uno de ellos. Al fin el niño dio un suspiro de satisfacción y exclamó:
Ya sé lo que es un santo. Un santo es una persona a través del cual brilla la luz del cielo.


















Nota: Santificación en la Biblia se usa en tiempo presente cuando se refiere a la vida cristiana. El tiempo presente en griego, como en español, siempre expresa una acción durativa, continua que va progresando. El tiempo presente no indica cuando comenzó la acción, ni siquiera se tiene una idea de si tendrá fin o no. La tierra gira (presente) alrededor del sol, o gira en su propio eje. La palabra santificar se usa también en tiempo perfecto (antepresente-Bello). El perfecto expresa una acción completa (como el aoristo) pero sus efectos se dejan sentir hasta el presente (como el presente). Es como una combinación de aoristo y presente. “…ya habéis (ustedes han) sido santificados.” 1 Cor. 6:11. Él nos santifico (separó) cuando aceptamos a Cristo y nos santificará cada día hasta que Cristo venga. Se usa muchas veces como un nombre substantivo “la santificación.” Y el verbo que le acompaña está en tiempo presente como en 2 Cor. 7:1. “…limpiémonos (imperativo)…, perfeccionando (participio presente) la santidad.


El Significado de la Santificación
Contact Us