Explicación de los ministerios y dones
Significado, definición de los diversos  ministerios y dones dados por Cristo a creyentes, miembros de Cuerpo de Cristo.
Explicación de los ministerios y dones

Todo cristiano tiene por lo menos un don 1ª de Pedro 4.10. Para un ministerio se necesita un paquete de dones que habilitan a la persona para ese ministerio. Aquí trato de dar las mejores definiciones que puedan ayudarte a ver que ministerio(s) te ha dado el Señor.

1.Profeta-predicador. Se puede decir hoy en día de la persona que tiene la fluidez para predicar. Aunque se puede aplicar a un evangelista, en mi opinión lo relacionaría más con la enseñanza de la Palabra de Dios. Es la persona que tiene un mensaje específico para una persona o grupo especifico. Véase los casos de los profetas que entregaron un mensaje de Dios algún rey o que el rey consultó a un profeta sobre un asunto específico. En mi experiencia personal cuando el Señor me pone una idea o pensamiento en mi mente de decirle algo a una persona y se lo digo, fluye el poder de Dios. Puede ser “Dios te bendiga” o un versículo de la Biblia. La palabra profeta en hebreo tiene como raíz una palabra que significa fuente. Dios es la fuente de Su palabra y el profeta debe ser fiel a la Palabra, la Biblia, al predicarla.
Hechos 2:14-36; 11:28; 15:32; 21:10; 1º Samuel 22.5; 2º Samuel 12.25; 2º Samuel 24.11-14. Para edificación, exhortación (animar) y consolación. 1 Corintios 14:3;
Ya que la Biblia está completa no hay nuevas revelaciones. Apo 22.18-19

2.Pastor, anciano, presbítero (el hermano mayor espiritualmente), obispo. Es la persona que Dios ha capacitado para cuidar, proteger, y alimentar el rebaño como lo hace un pastorcito de ovejas. Juan 10:1-30; 1 Timoteo 3:1-7; Hechos 20:17-28; 1 Pedro 5:1-4 . Hay que meditar y estudiar estos pasajes.
Anciano. El que es maduro no solo espiritualmente sino físicamente.
Obispo. El que vigila el rebaño para que no se metan lobos vestidos de ovejas.
En el Nuevo Testamento siempre se refiere en plural a los ancianos de una iglesia local, con una autoridad solo dentro de esa iglesia. En el NT no hay ancianos de más de una iglesia, de ancianos estatales, nacionales, internacionales o universales. Eso lleva al papado como en las religiones católicas.

3.Maestro. La persona que espiritualmente discierne, profundiza, analiza la Palabra de Dios y entrega verdades bíblicas en una manera que puedan ser entendidas; para ayudar a otros a aceptar verdades bíblicas, a crecer espiritualmente y enseñar a obedecer. El mejor ejemplo que tenemos es el apóstol Pablo y la mayoría de los predicadores en el libro de los Hechos que cuando predicaban, enseñaban. Así fue como aprendía a predicar. 1 Timoteo 2:7.

4.Sabiduría. La habilidad de hacer concretas, especificas, y practicas aplicaciones de la revelación divina en Su Palabra. Acts 6:3, 10; Colossians 1:28; 3:16; 2 Peter 3:15;

5.Cono-cimiento. La capacidad de cerciorarse, entender las verdades universales y eternas de Dios, y relacionarlas con el propósito de la misión de Iglesia, que es la evangelización y discipulado. Este don como el de sabiduría pueden estar relacionados con la predicación y la enseñanza del maestro de la Palabra. Es parte del paquete. 1 Corintios 12:8; Colosenses 2:3; 19 y de conocer (experimentalmente) el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento (intelectual), para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios. Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Ef 3.19.

6.Exhortación. La habilidad de aconsejar, inspirar, motivar, alentar, y fortalecer otros en su deseo de vivir de acuerdo a la voluntad de Dios. Acompañando a cristianos en su dolor, o gozo, necesidad o abundancia. Veo este don conectado con el pastor, pero no es exclusivo de ese ministerio. Existe la errónea idea de exhortar es regañar. También este don o función está ligado con la predicación. 1 Cor 14.3 NVI; Hechos 11:23-24; 14:22 NVI; 1 Timoteo 4:13 NVI; Romanos 12:8 NVI; Hebreos 10:25 NVI; 1 Tesalonicenses 2:11-12 NVI. Compare estos textos con la RVR60.

7.Discernimiento de espíritus. La habilidad de diferencias entre lo bueno y lo malo, entre lo que es correcto e incorrecto, entre doctrinas bíblicas y falsas, entre lo que es de Dios y lo diabólico, entre lo verdadero y lo falso, lo que es de la naturaleza humana, y usar este discernimiento para protección del cuerpo de Cristo. Veo esto conectado con los predicadores, pastores y maestros, pero no es exclusivo de ellos.
2 Peter 2:13; Hechos 5:1-11; 8:22-23; 1 Juan 4.1–6; 1 Corintios 12:10.

8.Dar/repartir. La habilidad de administrar las fuentes de ingresos, recursos, tiempo, energía y talentos que excede lo que se considera normal para dar a la iglesia local, ayudar a otros, a los pobres, en una forma que trae gozo, y ayuda a que haya más oportunidades en el servicio. 1° de Reyes17:8-16; Marcos 12:41-44; Romanos 12:8; Lucas 8:1-3; 2 Corintios 8:1-7; 1 Corintios 12:28.

9.Ayuda. La habilidad y la pasión para ayudar o asistir a otros que están en necesidad, de tal manera que el que da, recibe tanto como el que es ayudado. 1 Corintios 12:28; Hechos 9:36; Marcos 15:41; Romans 16:1-2.

10.Misericordia. La habilidad de sentir, física, mental, espiritual, y emocionalmente el dolor o la angustia de otros; y sentir la necesidad de hacer algo para aliviarlo. Empatía. Romanos 12:8; Hechos 11:29-30; 16:33-34; Marcos 9:41; Lucas 10:33-35

11.Misionero/apóstol pero no de los doce ni con esa autoridad. Apóstol significa enviado. Misionero es la misma voz pero del latín. Preferimos usar misionero. La persona que va más allá de su raza, cultura, creencias, nacionalidad o estilo de vida para predicar el evangelio, ganar las almas, servir y ayudar a las necesidades humanas básicas y espirituales de ciertos grupos étnicos negligidos. Mateo 25:37-40; Romanos 10:14-17; 1 Corintios 9:19-23; Hechos 8:4-8. Bernabé fue apóstol en el sentido de misionero, pero no de los doce, a menos que haya sido bajo otro nombre como en el caso de Saulo y Pablo. Hech 14.14. Su nombre era José. Los apóstoles le apodaron Ber-nabé que significa hijo de consolación. José no está en la lista de los apóstoles.

12.Evangelista. La persona que da un testimonio persuasivo del amor de Dios como lo expresó Jesucristo que mueve a otros a aceptar ese amor y viene a ser un discípulo de Cristo. El evangelista usualmente presenta el mensaje sencillo de tal manera que muchos lo puedan entender a diferencia del maestro que enseña verdades profundas.
Ejemplos Billy Graham, Luis Paláu, Emilio Aanderud, Dwight L. Moody, …. Hechos 21:8; Efesios 4:11. 

13.Hospitalidad. La habilidad y el gusto de recibir a otras personas en su hogar que no están dentro de nuestro círculo de amistades, cuidándolos, sirviéndoles, alimentándoles y compartiendo también lo espiritual para demostrar el discipulado de Cristo. Romanos 12:13; Hech 16.14–16; 1 Pedro 4:9-10. 2No os olvidéis de la hospitalidad, porque por ella algunos, sin saberlo, hospedaron ángeles. Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Heb 13.2.

14.Fe. La habilidad que va más allá de la fe básica y salvadora para servir a individuos y grupos con necesidades específicamente relacionadas con la vida y ministerios de la iglesia local. 1 Corintios 12:9; Hech 6:5; 11.24; Hebreos 11.

15.Lider, dirijir, presidir.. La habilidad de percibir el propósito de Dios para la iglesia. La habilidad de percibir los dones y talentos de otros creyentes. La persona que tiene el carisma para que la gente lo siga. Los hombres con visión y pasión por la obra de Dios. La persona que está determinada a cumplir la voluntad de Dios. Él hace y la gente lo hace. Romanos 12.8 RVR60 y NVI; 1 Timoteo 3:4; 5.17.  

16.Admnistrador (Coordinación de actividades). La habilidad de usar los recursos y personal de la iglesia local para un ministerio efectivo. Organizar los proyectos del ministerio y los diferentes ministerios para que estén armonía, apoyándose unos a otros hasta terminarlos con éxito. 1 Corintios 12.28; Lucas 14.28–30; 

17.Sufrir, ser afligidos. La habilidad de sufrir privación de necesidades, dolor, angustia con plenitud de gozo y fortaleza, y así inspirar a otros a soportar sus sufrimientos y guiar a otros a aceptar la oferta de Dios de la salvación hecha posible por los sufrimientos de Cristo. Gálatas 4.19; 2 Corintios 1.3-6; 1 Timoteo 4.10; 2 Timoteo 2.3 y 9; 

18.Sanidad. La habilidad de sanar enfermos que impiden el progreso del ministerio de la iglesia o que Dios usó como sello para confirmar que Cristo es Su Hijo, que el evangelio es su mensaje, que la Iglesia es su esposa, y que la Biblia es Su Palabra. (Dios sana hoy. No hay duda al respecto. Lo he experimentado en mí mismo y en respuesta de oración de la iglesia local. Hechos que exigen un veredicto. No los cito porque la lista es larga. Además puedo decir que la mayoría de las veces lo hace, pero no siempre. No solo depende de la fe, pero de la voluntad de Dios. No siempre es la voluntad de Dios) 1 Corintios 12:9, 28; a los doce, Lucas 9:2; Hech 3.1–10; Los apóstoles, Hechos 3:1-10; 5:12-16; Hech 2.43.
12Con todo, las señales de apóstol han sido hechas entre vosotros en toda paciencia, por señales, prodigios y milagros. Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), 2 Co 12.12.
No siempre, aún con el mismo apóstol Pablo: 8respecto a lo cual tres veces he rogado al Señor, que lo quite de mí. 9Y me ha dicho: Bástate mi gracia; Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), 2 Co 12.8–9.
Podemos orar, la iglesia puede orar, y Dios lo puede hacer. Mateo 18-18-20. Como digo en la mayoría de los casos Dios lo hace, pero a veces dice no, a veces dice espera.
La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron, 4testificando Dios juntamente con ellos, con señales y prodigios y diversos milagros y repartimientos del Espíritu Santo según su voluntad. Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Heb 2.3–4.
Fue confirmada, tiempo aoristo. Una vez por todas. No necesito un milagro cada mañana al abrir mi Biblia para creer que es la Palabra de Dios. No vivo de milagros. Alabo a Dios por ellos. Mi muy personal convicción.

19.Guerreros de oración y alabanza en oración. La habilidad de orar y alabar a Dios llenos de gozo en intimidad con Cristo de manera que la fe es fortalecida y los ministerios son efectivos. En la congregación de Vida en Cristo (70s) había varios guerreros de oración, mayormente mujeres. Hay muchos testigos que Dios hizo grandes cosas. Lucas 2.37; Hech 6.4; Colosenses 4.12; 1 Timoteo 5.5.

20.Interpretación. Desde el momento que las lenguas (idiomas conocidos, Hechos 2:8 y 11) cesaron mucho antes que la Biblia se completara, desde antes de la destrucción de Jerusalén y la nación de Israel, este don dejó de funcionar también. 1 Cor 13.8. Puedo aplicarlo a personas bilingües que han estudiado esos idiomas y que tienen la facilidad de interpretar y traducir de un idioma a otro. Puede aplicarse, creo, a personas que pueden explicarle a otros el significado de una verdad que dijo el predicador. Lucas 24.27 (El AT estaba en hebreo y dicen que ellos no hablaban hebreo, pero Jesús sí); 1 Corintios 12.10, 30. La Biblia dice que las lenguas o idiomas fueron señal al pueblo de Israel. El que hablaba lenguas o idiomas no había estudiado ese idioma, no lo sabía y no lo entendía, era una lengua desconocida para el hablante, pero sí conocida y entendida para el que escuchaba. Isaías 28.11; Hech 2.19; Señal a los judíos creyentes en Jerusalén para que aceptaran a los gentiles como parte de la Iglesia, de ser bendecidos con la bendición a Abraham. Hech 11.17–18. En el libro de los Hechos este evento extraordinario se menciona solo tres veces y relacionados con judíos. En el Pentecostés, Hechos 2, en la casa de Cornelio, Hechos 10 y 11; y con unos judíos que no habían entendió el evangelio. Hech 19.6. Más de esto ya no se menciona en ese libro.
22Así que, las lenguas son por señal, Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), 1 Co 14.22.  

21.Apóstol. La persona que es profeta (inspirado por Dios), evangelista, misionero, pastor (anciano) y maestro para la edificación del Cuerpo de Cristo, la Iglesia, (nótese la mayúscula). Hay solo 12 apóstoles que acompañaron a Jesús durante su ministerio terrenal desde el bautismo de Juan hasta que ascendió al cielo. Su autoridad establece también la autoridad de la Biblia. 2 Corintios 12.12: Judas fue desechado y Pablo ocupó su lugar. Hoy no hay apóstoles sino misioneros pero no tienen la autoridad que los 12 tenían. 2 Pedro 3.15–16; Efesios 2.20; Gálatas 2.1–10; Hech 2.43; 4.33; 5:12; 

22.Soltería.. La habilidad de ofrecer a Dios y a la iglesia local una vida sin matrimonio, responsabilidad de familia, y usar ese tiempo y energía en el ministerio de Cristo. Eunuco. Mateo 19.12; Isaías 56.3; 1 Corintios 7.7, 32; . ……..
29Y cualquiera que haya dejado casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer,… Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Mt 19.29.

23.Ministerio de intercesión. Tenemos el ejemplo de Jesucristo que lo ha cumplido por como 2,000 años. Es la habilidad de saber por quien, cuando, y porque orar por personas o ministerios específicos con una carga y tener resultados efectivos. Ester 4.8; Romanos 8.34; Hebreos 7.25; Lucas 22.44; Colosenses 4.12–13; Hech 16.25; Santiago 5.14–18; 1ª de Juan 2:1.

24.Martirio. La palabra martirio es una palabra del Latín que significa testigo. Los testigos de Cristo eran perseguidos hasta la muerte y de allí este significado. La palabra no aparece en la Biblia. Mártir es la persona que permanece firme en sus convicciones basadas en la Biblia y en el ministerio(s) dado por Dios ante la persecución y tortura. Hech 7.54-60; 1 Tesalonicenses 2.2; 1 Timoteo 6.12; Hech 16.22-24; Romanos 12.14; Hech 22.20; Hebreos 12.1; Apocalipsis 2.13. Todos los apóstoles murieron como mártires, según la historia y tradición.

25.Servicio. La habilidad de llevar a cabo una acción o ayuda a un individuo, a un grupo de personas, o a la iglesia local para agradar a Dios sin importar o desear tener un puesto, posición, popularidad, o reconocimiento de ese individuo, gente o de la iglesia local. Romanos 12.7; Marcos 1.31: Gálatas 6.2 y 10; Juan 12.2; Mateo 6.1–6, 20:28; Filipenses 3.3; Colosenses 3.24.

26.Música y canto en el espíritu. La habilidad de componer cantos (la letra) líricos, y melodías para alabar a Dios, basados en verdades bíblicas, y como testimonio, para inspirar a otros en el servicio a Cristo, para ganar las almas, o contar la historia del amor y la gracia de Dios. 1 Corintios 14.15; 2º Crónicas 5.11–14 (bajo el AP); Salmo 57.7–9; Efesios 5.19; Colosenses 3.16.

27.Artesanía, destreza para trabajos manuales.. La habilidad para usar materiales de construcción; papel, madera, metales, pintura, y talentos artísticos para crear, moldear, esculpir, dibujar, diseñar, pintar, reparar, o fotografiar artículos, objetos o imágenes necesarios para ilustrar verdades bíblica y así nutrir espiritualmente a los creyentes, a la iglesia, fortalecer la fe y sí dar apoyo a diversos ministerios. Éxodo 35.20-35; 36:1-3 y 8. Ciertamente Dios me ha dado esta gracia. 34Y ha puesto en su corazón el que pueda enseñar, Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Éx 35.34. 1Así, pues, Bezaleel y Aholiab, y todo hombre sabio de corazón a quien Jehová dio sabiduría e inteligencia para saber hacer toda la obra del servicio del santuario, harán todas las cosas que ha mandado Jehová. 2Y Moisés llamó a Bezaleel y a Aholiab y a todo varón sabio de corazón, en cuyo corazón había puesto Jehová sabiduría, todo hombre a quien su corazón le movió a venir a la obra para trabajar en ella. 3Y tomaron de delante de Moisés toda la ofrenda que los hijos de Israel habían traído para la obra del servicio del santuario, a fin de hacerla. Y ellos seguían trayéndole ofrenda voluntaria cada mañana. 4Tanto, que vinieron todos los maestros que hacían toda la obra del santuario, cada uno de la obra que hacía, . Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Éx 36.1–4.

28.Exorcismo. La habilidad de usar fe, oraciones, música en el espíritu u otros dones espirituales para liberar incrédulos de las fuerzas del enemigo, que Dios los salve y puedan llegar a ser efectivos en el servicio del Cuerpo de Cristo y en la iglesia local. Santos García y un servidor tuvimos por lo menos dos experiencias como estas cuando vivíamos en la Col Terminal. Vino alguien como a medianoche gritando por ayuda y fuimos a su casa y oramos. 1 Samuel 16:14-23; Hech 5.16; 16:16 (un día en Héroes del 47 en una reunión entró una mujer endemoniada gritando y se quedó en la puerta y se fue); 19:11-12; Mateo 8:16-17; 1 Corintios 10:20-21; Efesios 6:10-18; Lucas 9:1, 49-50; 10:17.

29.Guerra, batalla, pelea.. La habilidad de usar nuestra energía espiritual, física o psicológica para enfrentar y vencer lo malo que impide el progreso espiritual, la misión de la iglesia local de predicar el evangelio y el cumplimiento de la voluntad de Dios. 1 Timoteo 6.12; Efesios 6.10–17; 1 Tesalonicenses 2.2
12Pelea la buena batalla de la fe Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), 1 Ti 6.12.

30.El buen sentido del humor. La habilidad de hacer reír a la gente haciéndoles que se gocen en ciertas situaciones para relajar la tensión, la ansiedad o conflicto. Para sanar, liberar emociones y energía necesaria para un efectivo ministerio o predicación. En los primeros años de mi predicación se me aconsejó introducir un mensaje con un chiste como una de las diversas formas de hacerlo para llamar la atención y relajar a la gente. No hay que abusar de este don. Proverbios 15.13; 17:22; 
Cuando estaban repartiendo este don, no me avisaron, me quedé dormido, me pasó por alto y a Silvestre también. Cuando comenzamos a predicar quisimos usar chistes y los únicos que se reían éramos nosotros. Así que lo dejamos por la paz. Más bien me tocó el de humor negro. Cuando digo un chiste aquí en FB la gente ni se lo huele. Se dice que nuestro sistema simpático cuando está bajo presión se relaja o liberal con las risa. De esas veces que uno se ríe de cualquier cosa, comienza a reírse y no para. En ocasiones hablando en público, sin la intención de decir un chiste, pero a la gente le parece chusco y se ríe de algunas cosas que digo.

31.Milagros. Los Milagros son una maravilla de la gracia. Dios siempre hace milagros. Todo lo que Dios hace al mantener su creación, dar de comer a los pájaros, el pan de cada día, sostener el sistema solar en su lugar … son actos milagrosos de Dios. Sin embargo podemos decir también que un milagro es un acto extraordinario de Dios que no es parte de la rutina de nuestra vida diaria, como sanar a un enfermo, solucionar un problema u obstáculo de trabajo, sacarnos de pozo profundo, detener el sol como lo hizo con Josué, vencer a los enemigos de Israel. Cuando Dios transciende las leyes naturales, para liberar individuos, creyentes, la iglesia local, de situaciones que restringen su ministerio. …. Génesis 18.14; Hech 4.30, 13.11; 1 Corintios 12.10 y 28; Lucas 1.37
Ministerios como el de apóstol, hacer milagros, hablar lenguas, sanidad, profeta para nuevas revelaciones, fueron dados en el primer sigo para confirmar que Cristo es el Hijo de Dios, que el evangelio es el mensaje divino, que la Iglesia es la esposa de Cristo y que la Biblia es la Palabra de Dios. 1 Cor 13.8.
3¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron, 4testificando Dios juntamente con ellos, con señales y prodigios y diversos milagros y repartimientos del Espíritu Santo según su voluntad. Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), He 2.3–4.
¿Qué Dios puede hacer ALGUNAS de estas cosas hoy en día? Sí, sí puede y lo hace porque Él es Dios y a veces va en contra de las leyes naturales, si eso va de acuerdo a su plan y propósitos eternos.
Si dos náufragos en una isla desierta que hablan diferentes idiomas y uno de ellos es cristiano, ¿puede Dios hacer que el cristiano hable la lengua del otro para predicarle el evangelio y que se salve? Seguro que sí. Pero eso no quiere decir necesariamente que tenga el don.

32.La voluntad de renunciar a las comodidades materiales, lujos. La habilidad de vivir solo con lo mínimo necesario. Una vida sencilla, conservadora, sin trabas, libre de responsabilidades materiales para dedicar más tiempo, energía y talentos al ministerio que es más importante. Marcos 10.21; 1ª de Corintios 13:2; Hech 4.36–37; 2 Corintios 8.9; Lucas 9.58.

Terminé de traducir Lo copié hace muchos años de algún libro, pero como hoy le he hecho muchos cambios, poniendo esas cosas en mi propias palabra, añadiendo mis propias explicaciones y mi experiencias o de otros, … cuando absorbes algo y lo puedes decir en tus propias palabra, ya es tuyo.
Carlo Guarneri, abril 2017, Texas.

Contact Us