Historias de Marcos
 


Historias que Marcos Aanderud ha contado este año acerca del origen, vida, testimonio, conversión, ministerio de su papá, Emilio Aanderud y de su familia y de los frutos de su ministerio. A 29 de agosto del 2018. Marcos es el segundo hijo del matrimonio de Emilio e Irene Aanderud.
A 11 de julio del 2018
Que recuerdos aquellos, cuando desde los tres años de edad cantaba duetos con mi mamá en iglesias y misiones. En aquellos días pensaban que era yo un prodigio, pero al pasar el tiempo se convencieron que más bien era un Pródigo, la oveja negra de la familia. Pero crecí en un ambiente musical y Bíblica estricta. Ahora, viendo hacia atrás, estoy agradecido por el hecho de que no teníamos televisión, que no nos era permitido comprar o escuchar música popular, jugar a las barajas, ir al cine, bailar, y algunas otras cosas. Pero me concentré en el piano estudiando hasta 5 horas diarias, o hasta que mi madre ya no aguantaba más, y me corría de la casa. Me decía, "Ya, necesito paz por un rato. Sal a jugar con tus amigos." Ella tenía una voz muy bonita, y cantaba mucho cuando era más joven. Pero con todas sus obligaciones que iban en aumento, dejó de vocalizar y poco a poco la voz la fue perdiendo. Mi padre exigía mucho de nosotros. Teníamos la obligación de orar a solas todos los días, y antes de salir de vacaciones nos daba un buen número de versículos para cometer a la memoria. Todas las mañanas, antes de partir a la escuela, mi mamá nos leía la Biblia y orábamos. Más tarde era mi padre quien nos la leía con comentarios. El era un magnífico músico, y su instrumento era la trompeta. Emilio Aanderud compuso muchos himnos, y algunos están en las páginas de los himnarios. Algunos de ustedes se acordarán que también compuso un par de coritos en español, uno siendo "Solamente en Cristo." El estudiaba su instrumento todos los días, y viajaba a los EUA varios meses al año al igual que a Australia. De joven tocaba con las grandes bandas. La última con la que trabajó era la "Blue Steele Orchestra." Todavía la veo en acción por YouTube, una grabación de los años 1930. Después viajamos como familia por todos los EUA durante las vacaciones con el grupo musical los Aanderud integrado por mi papá, mi hermano mayor, Ted, y mi hermano Daniel. Nos alcanzaba mi mamá para unirse al grupo. Que bendición fue para los espectadores, porque incluíamos nuestros testimonios durante el programa. Era además significativo el hecho de que éramos una familia Cristiana y unida. No extraño esas experiencias, pero si añoro aquellos himnos con sus increíbles mensajes, cada uno un testimonio vivo de un siervo entregado a Dios. Con el tiempo se han ido desapareciendo las grandes doctrinas y verdades en la predicación, y la música. ¿Por qué? ¿Cuál fue la causa? Mi padre lo veía llegar y yo, junto con ustedes, lo he visto llegar. Continuaré próximamente. QDLB
Marcos Aanderud                                                             Emilio V. Aanderdud
A 14 de julio de 2018
Cuando Emilio visitó México por primera vez en 1948, sabía que Dios lo había llamado para servir en aquel país. Es interesante como Dios toma a una persona que no tiene ninguna razón aparente de ser escogida, y lo designa para una misión en la cual todo es un misterio, en un lugar desconocido, donde no habla el idioma, no sabe lo que le espera minuto a minuto, ignorante de las tradiciones, la historia, las leyes, costumbres, pero escucha una voz que le dice, "Yo soy tu Dios, yo soy tus ojos, tus pies, tu boca. Nunca te dejaré ni te abandonaré (Salmos 119:105) "Yo seré la lámpara a tus pisadas, y lumbrera a tu camino."
Me acuerdo de la biografía de Hudson Taylor, el gran misionero a La China, y como pude ver semejanzas entre él y nuestro misionero en cuestión. Los dos salieron por fe sin saber lo que les esperaba, ambos cometieron muchos errores especialmente al principio, y pasaron por momentos peligrosos, de persecución muy incómodas, impredecibles, pero ciegamente siguieron por fe a su Señor. Dios los tenia de la mano y sabia el camino y la empresa. El sabe de que se trata, Y al igual que todos sus siervos, como dijo el Apóstol Pablo, "Y todos los que viven por Cristo sufrirán persecución.
A su llegada a la Ciudad De México, nos contaba que todo le era extraño. Se hospedó en un hotel. Al rato de haber llegado vio que no había jabón en la regadera. Levantó el teléfono y le pidió al operador que le subieran sopa (jabón en inglés). No entendía porque se tardaban tanto, hasta que, media hora después apareció un mesero a la puerta con una orden de menudo bien picosito.
Conoció a algunas personas que Dios había puesto en su camino. Emilio volvió una y otra vez, y a la cuarta subió a la familia Aanderud al Chevrolet 1952. y salimos para México D.F. Y ahí empezaron tiempos difíciles, de prueba, y de acondicionamiento, y milagro tras milagro.
Cuando llegamos, nos sostenían dos hombres millonarios Estadounidenses, pero como suele suceder con las personas y hasta en las iglesias, si a los 6 meses no ven resultados, o sea, Iglesias repletas de nuevos Cristianos, y progreso visible, dejan de ofrendar. Y así fue también en nuestro caso. Ahí estábamos, viviendo por fe, en oración continua, esperando en el Señor. Yo me acuerdo que en más de una ocasión eran las 16:00 y la cocina estaba vacía. No había nada para cenar. A las 17:00 aproximadamente, oímos un toquido a la puerta del departamento donde vivíamos, en la calle de Tigris en la colonia Juárez. abrió la puerta mi mamá, y apareció un hombre que jamás habíamos visto, cargando dos bolsas de abarrotes, Ni él, ni nosotros lo pudimos explicar, y hasta la fecha. Y así muchos milagros llenaron nuestros corazones de gratitud para con Dios. Y es tanto el Dios de milagros hoy como lo ha sido a través de la historia. Pero el más grande de todos es el milagro de amor, cuando Cristo fue crucificado, enterrado, y resucitado para que pecadores como yo pudieran encontrar perdón y redención por su preciosa sangre.
Contact Us
A 15 de julio del 2018
En el año 1953, ya nos habíamos mudado a la colonia Narvarte, calle de Monte Albán, donde vivíamos en un departamento un poco mejor que el anterior. Durante ese tiempo Emilio, con la guía del Espíritu, formó una organización, su razón social siendo, "Greater Mexican Missions." cuya oficina se ubicaba en Lincoln, Nebraska. Dios trajo a un grupo de hombres creyentes de diferentes partes de los EU, y con muy diversas ocupaciones. Empezaron a reunirse cada año en algún lugar siempre distinto, para dar seriedad a la Misión y orar por su cometido.
Poco a poco iglesias y contribuyentes empezaron a ofrendar a la obra, lo cual hizo posible la fundación de iglesias en las diversas Zonas de la Ciudad de México. Cuando miro hacia atrás, no encuentro forma racional para poderles explicar como sucedió, excepto que sin Dios nada hubiera acontecido ni prosperado. El fundador no hablaba el castellano de manera entendible, y solo Dios sabe como se obtuvieron los permisos y los inmuebles. Pero he aquí un gran principio Bíblica: Para Dios nada es imposible.
Mi padre compró un organito de pedales que llevaba mi nombre impreso con tinta invisible, o sea que a mí me correspondía tocarla. Y no había ninguna opción. Me acuerdo de uno de los coritos que se cantaba antes de tomar la ofrenda: "La ofrenda, la ofrenda, la ofrenda del Señor. El que quiera dar un veinte, el Señor le dará dos." Ahí sí, nada tuvimos que ver. Pero en esos días no existían muchos coritos, así que Emilio saco un par de los suyos. "Me gusta cantar" y Solamente en Cristo."
Podría contarles de algunos de los muchos conversos que eventualmente tomaron el liderazgo en estas iglesias, y unos cuantos que con el tiempo llegaron a ser sus pastores, Me acuerdo que las grandes iglesias establecidas eran frías. Mi padre invitaba a evangelistas Estadounidenses a conducir campañas evangelísticas en algunos, y el hielo lograba derretirse, por lo menos durante esos días.
Para los niños Aanderud fueron tiempos difíciles ya que fuimos el objeto de burla, ¨Bullying," y mucho abuso, y es que en esos tiempos gente de los EUA en lugares como .la colonia Narvarte y la Del Valle eran especies raras. Aun estando en la calle de Monte Albán, mi padre compró un Jeep para navegar en áreas rocosas y montañosas, lugares en donde llevaría el evangelio durante los próximos años (1954-1958).
Como no podía predicar en español, tenía que viajar con intérprete que normalmente era una hermana creyente. Por consiguiente su servidor se convirtió en su acompañante constante. No sé porque siempre me llevaba a mí. Quizá fue porque no me quejaba. Pero sea como sea, no tuve opción. Viajamos a lugares muy remotos, donde nunca habían visto un auto, o un Güero, o alguien que no hablaba el español, igual que muchos de los que habitaban el pueblo. Pero se predicaba el mensaje de la Salvación, y como en cualquier lugar, el Espíritu Santo Tocaba los corazones de aquellos que iban a recibir a su Señor y Salvador. Me he puesto a pensar en como será el cielo, y la gente, mis hermanos eternos. No cabe duda que yo, al igual que los demás nos vamos a sorprender cuando veamos una población tan diversa, quizá hasta personas a las que insultamos o menospreciamos aquí, porque se vestían mal o porque tenían algún defecto físico, o por el color de su piel. Dios nos quiere a todos por igual.
Un día, estando en uno de aquellos pueblos, el jefe le ofreció a mi papá un caballo para montar. Me subió y empezamos a pasear. De repente oímos un ruido, y el caballo, asustado, se echó a correr como poseído. Como bien saben, un caballo corre mucho más aprisa que una persona ¡Pero asustado volteé, y vi que mi papá venia corriendo más aprisa que el mismo animal! Yo grité, ¡Papá, ayúdame papá!
Alcanzó al animal, agarró la rienda, y lo detuvo ¡Amigos, he aquí un milagro del Dios Milagroso y Omnipotente! Supimos después que un hombre del pueblo había disparado un dardo soplado por un tubo, lastimando a la bestia. Continuará.
Julio 16 2018. Nos mudamos de nuevo, y esta vez a una casa en la colonia Narvarte, calle de Xochicalco, un vecindario más seguro, o donde, por lo menos los niños mayores no nos maltrataban tanto. Emilio estaba ocupado ganando almas para Cristo, y a pesar de que destrozaba la lengua castellana, logró transmitir el mensaje glorioso a personas que no hablaban el inglés. Sus discípulos entenderán perfectamente lo que estoy diciendo.
Me acuerdo, en una ocasión, fuimos a comer, Juan Manuel De León, mi padre y yo, y le dio por hablar a Emilio, en un dialecto desconocido a mis oídos. Le pedí a Juan Manuel que, de favor, me tradujera esas palabras tan originales y disonantes. Me acordé de una comedia musical que yo había escrito con Fernando Lujan. Uno de los números musicales que cantaba Fernando incluía, "...Inglés, Francés, Alemán, Castellano, catalán, y el idioma de Tarzán; y algo que se hablaba antes en la gran Tenochtitlán...". Pero esta forma tan extraña de hablar sobre pasaba lo insólito. Sin embargo, lo más extraordinario de todo esto era el hecho de que Emilio Aanderud, a pesar de que casi no conocía el idioma, y tenía dificultades con el aprendizaje, pudo, con el control e intervención del Espíritu Santo lograr algo imposible para el ser humano. Y así obra Dios en la vida de sus siervos. Dios nos pone en situaciones a veces imposibles de cumplir con nuestra propia fuerza. No entendemos porque lo hace. Me acuerdo del Apóstol Pablo en (2a de Corintios 12: 9-10) que dijo: "Te basta con mi gracia, pues mi poder se perfecciona en la debilidad." “Así que no temas, porque yo estoy contigo; no te angusties, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré; te sostendré con mi diestra victoriosa" (Isaías 41: 10), "No digas, ‘soy muy joven´, porque vas a ir a donde yo te envié, y vas a decir todo lo que yo te ordene. No temas a nadie, que yo estoy contigo para librarte. Lo afirma el Señor" (Jeremías 1: 7-8,) "Pero lejos esté de gloriarme, sino en la cruz de nuestro Señor Jesucristo, por quien el mundo está crucificado a mí, y yo al mundo." (Gálatas 6:14.) Dios nos guía en situaciones imposibles para que nos demos cuenta de que sin El no podemos hacer nada, y le entreguemos nuestro todo, para que El única y exclusivamente reciba la honra y la gloria. Que increíble es nuestro Dios Omnipotente, Omnisciente, Omnipresente e Inmutable. Esa era la vida de Emilio Aanderud. Dios era primero en todo para él.
En tiempos cuando, por el retraso del correo, se atrasaban los cheques, podía llegar a preocuparse un poco mi mamá, pero él nunca. Decía, " Ya llegarán,” ó "Ya está en camino." Especialmente durante los primeros años fue necesario que mi padre viajara a los Estados Unidos para establecer el sostén adecuado de la misión. Viajaba a veces dos o tres meses al año dando conciertos, predicando, mostrando y explicando por medio de transparencias, el progreso de la misión. Mientras tanto nos quedamos solos con mi mamá.
¿Que papel desempeñaba Irene en la obra? Uno indispensable y vital. Ella era la administradora, a menudo la interprete, tenía a su cargo la evangelización infantil en inglés y español. En las misiones había actividades, incluyendo clases de la Biblia, cánticos, Escuela Bíblica de verano entre otras.
En la ciudad de México había un grupo numeroso de misioneros y familias Cristianas Estadounidenses, Europeas, y otras que se juntaban periódicamente en distintos lugares. Ahí se celebraba una semana de convivio que incluía servicios de adoración, oración, y predicación.
Julio 18 2018 "Niños vengan. Ted, Marcos, Daniel...vengan, que quiero hablar con ustedes." Eran las ocho de la mañana en la casa de Zochicalco, e Irene Aanderud estaba sentada en una orilla de la cama cuando los tres "angelitos" entramos a su recámara. "Siéntense que necesito decirles algo, dijo la matriarca. No han llegado los cheques en dos meses, y a decir verdad, no completo el gasto ni siquiera para hoy. Quiero que nos arrodillemos aquí donde podamos, y le pidamos a Dios su intervención. Necesitamos un milagro. En (Jeremías 33:3), Dios dice, "Clama a mí, y yo te responderé, y te mostraré cosas grandes y ocultas que no conoces." Vamos a creer y confiar en las promesas del Señor, pues él nos está escuchando. Nos va a contestar a su manera. También dice el Salmista: "Teman al Señor, ustedes sus santos, porque nada les falta a los que le temen. Los leoncillos se debilitan y tienen hambre, pero a los que buscan al Señor nada les falta" (Salmos 34: 9-10). Así que oramos, y francamente no entendí todo lo que le dijo a Dios mi mamá, ya que a mis cinco años ni siquiera había comenzado la primaria. Yo sabía quien era Cristo, y que lo había aceptado como mi Señor y Salvador al igual que mis hermanos, pero jamás había presenciado un milagro, y ni idea tenia de lo que eran problemas económicos. Emilio ya llevaba tres meses en los Estados Unidos y estaba por volver. Pero por ahora, el estaba allá y nosotros, los cuatro, acá, solos en un país nuevo, sin saber mucho del teje-maneje de las cosas.
Nos arrodillamos, y cada uno de nosotros le pedimos al Padre Celestial que nos diera las cosas que nos hacían falta por añadidura (Mateo 6:33). Nos quedamos ahi quietecitos hasta que mi mamá levantara el rostro. Luego dijo, "Vayan a su recámara y busquen, a ver si no les queda algo de sus domingos. Nos daban cierta cantidad semanalmente para que fueramos aprendiendo a administrar y valorizar el dinero. Nos tenía que durar para todo. Guardábamos la mayor parte para gastar cuando viajábamos a la frontera. Muchos de los paquetes de materiales incluyendo Biblias, folletos, materiales para la evangelización infantil, envíos de ropa usada para repartir en las misiones más necesitadas, comestibles donadas por iglesias y organizaciones cristianas, las recogía mi Papá en Edinburgh Texas. Se las guardaban los administradores de "The Rio Grande Bible Institute," una magnífica Escuela Bíblica que se estableció hace casi cien años.
Los tres hermanitos buscamos entre nuestras pertenencias, dinero. Lo juntamos y se lo llevamos a mi mamá, pero ella no comentó nada y se metió a bañar. No entendí lo que me sucedía, porque algo me incitaba a volver de nuevo a mi closet para echar otro vistazo. ¡Abrí el cajón, y de la nada apareció un billete nuevecito que no había visto antes o que más bien no había estado ahí! Gritando le dije a mi mamá, que todavía se estaba bañando. "¡Mamá, encontré mas dinero!" Oí una respuesta, "que bueno hijo." Ahora más por curiosidad que otra cosa, no aguanté las ganas de revisar ese cajón de nuevo, ¡y volvió a aparecer otro billete idéntico al primero! Para entonces mi mamá había salido del baño, y al verme la cara de asombro, solo sonrió. Ya sabía que Dios contestaría nuestras oraciones.
Después de todo, toda nuestra vida incluyendo el llamado a México había sido un milagro. Lo asombroso es que volví al mismo cajón un total de siete veces, aparte de la primera con mis hermanos, y las siete veces encontré un billete nuevo. Ese último billete completó, justamente, lo que nos hacía falta para vivir hasta que llegaran por fin los cheques de la oficina en Lincoln, Nebraska. Aprendí que Dios quiere y proveé para todo sus hijos sin distinción o favoritismo. También me percaté del hecho de cuando Dios actúa de esta manera, la persona que es bendecida, siempre es partícipe (está presente) en el milagro. Que glorioso es Dios nuestro Salvador. ¿Conoces a Cristo? Continuará.
A 26 de julio del 2018
Durante todo este tiempo, y poco antes de que la familia Aanderud se mudara a la Colonia Del Valle en la Ciudad De México, Emilio siguió viajando incansablemente por la parte central del país, especialmente en los estados de Puebla y Morelos. Fue sorprendente y maravillosa, la manera en que Dios lo guiaba y lo protegía de las fuerzas del maligno, y de grupos de oposición. Nunca sabremos la cantidad de veces que él personalmente, u otro miembro de la familia, fue salvado por la mano protectora de Dios. La verdad es que mi padre vivía cada momento de su vida en total y absoluta entrega a su Dios, dejando en sus manos todas las consecuencias. Si andaba en su auto, caminando por la calle esperando su avión, o en un restaurante; donde fuera, siempre, en la mano, llevaba su libretito repleto de textos Bíblicos, para reforzar su memoria y mantener su mirada en Cristo "En mi corazón he guardado tus dichos, para no pecar contra ti"(Salmos 119:11). Estoy convencido de que el noventa y nueve por ciento de las veces que le afrentaba alguna travestía, ni cuenta se daba.
Me estoy acordando de una noche por el año de1955, cuando mi papá decidió llevar a toda la familia a un pueblo frente a la ciudad de Puebla, en donde iba a predicar. La congregación estaba sorprendida al vernos. Que gente tan rara. Pero después de cantar un rato, empezaron a sonreír. Empezó a predicar Emilio con su intérprete, Graciela Esparza, cuando de repente, a la mitad de sermón, se detuvo y dijo, ¡vámonos! Sorprendidos, subimos al auto y salimos de ahí muy de prisa. Nadie entendía lo que había sucedido, Hasta que, a los dos días, el pastor de la Iglesita llamó, y nos informó que a los cinco minutos de habernos ido, había llegado el Sacerdote local con gran parte de los hombres del pueblo armados con machetes.
Dios le abrió las puertas a miembros de la comunidad Israelita en la Ciudad De México. El primer converso fue Eduardo Sitt, un joven que llegaría a amasar una gran fortuna durante su vida. Aceptó a Cristo a los veinte a veinte y dos años de edad, después de un largo periodo de estudio con Emilio, empezó a tomar su relación con el Señor muy en serio, y hasta aceptó una beca para estudiar la Biblia formalmente en los EU. Ingresó, y llegó a completar tres años en "Marion Bible College." Entre el tercero y cuarto año, estando de vacaciones, conoció y empezó a cortejar a una Israelita casada, que le causó una caída espiritual de la que jamás se recuperó. La presión social. Religiosa, la ambición y el amor prohibido le causaron mucho dolor y remordimiento. Un día me comentó David, su hijo: "Emilio tiene la mirada de Dios, los ojos de Dios." A través de Eduardo, mi padre conoció a su hermano Selim que también aceptó a Cristo y continuó siendo fiel durante toda su vida, al igual que su primo Alberto Sidauwe.
He notado que este mismo fenómeno pasa también entre los musulmanes, que temen la repercusión de sus familias si viven por el Dios viviente. El evangelio está llegando a millones de musulmanes en todos los países del Medio y Lejano Oriente. A través de un ministerio "Through The Bible" que transmite la enseñanza de cada versículo, cada capítulo, cada libro de las Escrituras en más de cien idiomas, un programa diario de cinco años, han salido muchos miles de pastores y millones de estudiantes que han aprendido a caminar con Dios. Cuando los musulmanes aprenden que en Cristo hay perdón completo, y que pueden estar absolutamente seguros de la vida eterna con el Dios verdadero que los ama incondicionalmente, Es irresistible.
Para entender mejor a una persona, es importante saber su origen, procedencia, niñez, familia, su formación y lo que lo llevó a ser como era y vivir como lo hizo. El 23 de Octubre de 1914, nació Emil Vernon Springer, el segundo de dos varones, hijos de un matrimonio Austriaco que había inmigrado a los Estados Unidos a principios del siglo XX. (continuará)
Agosto 18 2018 Los primeros años en América fueron difíciles para la familia, ya que el Señor Springer, que se dedicaba a fabricar violines, también pasaba cada vez más tiempo y en el consumo del alcohol, causando disputas conyugales y penosas deudas, Llegó el momento en que Margaritte Fuller de Springer no aguantó más, y obtuvo un divorcio, cosa que no se hacía en aquellos tiempos sin repercusión.
Providencialmente, poco después, conoció a un señor amable y considerado con el cual se enamoró. Se casaron al poco tiempo en la ciudad de Nigawnee, Michigan, en la casa del nuevo esposo y padrastro de Ted y Emil Aanderud Gottfried Aanderud. Gottfried era de origen Noruego. Gran número de los inmigrantes oriundos de Noruega, Dinamarca, y Suecia se establecieron en el área noroeste de los Estados Unidos durante los primeros años del siglo veinte mientras que los inmigrantes Germánicos se concentraban en los Estados del medio oeste, como Wisconsin, Illinois, Indiana, Iowa, entre otros.
Gottfried Aanderud, en palabras de Emilio, era un buen padrastro y proveedor. Era comerciante, y fue de las pocas personas que durante la Gran Depresión del año 1929, sobre vivió y hasta expandió su negocio de tiendas conocidas como "The Ben Franklin 5 and 10 cent stores." Yo los llegué a conocer años mas tarde.
Emilio y su familia vivían en la parte superior de la tienda de la ciudad de Marquette, Michigan en donde completó sus estudios de High School. Música era parte integral de la vida familiar, ya que su madre tocaba el saxofón, y su padrastro el piano. También sabía afinar y reparar pianos. Incluso unos años después, mi padre me regaló el estuche que usaba mi para afinar los pianos. Gail era prima de Emilio, y Cuando apenas tenía tres años de edad, murieron sus papás, Y siendo su tía, Margaritte, madre de Emilio, la adoptó como hija, lo por consiguiente se convirtió en hermana de Ted y Emilio. Ella y Emilio siempre mantuvieron una relación estrecha. Ella tocaba el piano y el órgano; en la familia alentaban a los hijos a estudiar la música. A los 16 años de edad, Emilio participó en el concurso estatal de música, ganando primer lugar en trompeta. Después de High School, ingresó a Carthage College, completando los cuatro años en solo tres.
Su inquietud de joven y la ambición por triunfar como músico, lo motivó a buscar un foro en donde poder realizarlo. Tocó con varias orquestas en los años 30 y 40, pero el punto culminante fue cuando lo invitó el famosísimo Blue Steele de la prestigiada "Blue Steele Orchestra" a tocar con ella. Para mí ha sido un agasajo verlos y escucharlos en YouTube, porque platicaba Emilio de aquellos días, y nos describía a Blue Steele. La foto lo describe a la perfección.
Sin embargo, ya estando ahí, viviendo la vida de Músico, altamente admirado y reconocido, se dio cuenta de que no todo era color de rosa, y que no había encontrado lo que buscaba o lo que había pensado le iba a proporcionar satisfacción y un sentido de haber cumplido sus sueños añorados. A partir de ese momento, cuando Dios le había hecho ver de manera tan contundente, lo verdaderamente insípido y vacío que es la vida por si sola; Tan sin chiste. A los pocos días, Emilio empacó sus pertenencias y tomó el camino de regreso a su casa. (Continuará).
7 AM 8-28-18
Desilusionado y vacio, Emilio Aanderud volvió a la casa, derrotado. Sentía en su interior una gran inquietud. Sabía que en algún lugar había un antídoto para la insatisfacción y descontrol que lo dejaba cada vez mas deprimido e inconforme. Al poco tiempo de haberse restablecido y reincorporado al negocio de la familia, sintió el deseo de visitar alguna iglesia, y como lo expresó algún tiempo después, fue la mano Dios que lo hizo entrar por las puertas de una iglesia luterana de aquel poblado. El pastor de esa congregación predicaba el evangelio genuino. Esto impactó a Emilio pero creó en su mente muchísimas preguntas y aun más dudas. Su familia no era religiosa, pero se consideraban luteranos del viejo continente.
El pastor de la iglesia tomó interés en la condición espiritual de Emilio y lo invitó a ver una competencia entre los mejores esquiadores de la región. Durante el regreso, mientras manejaba el auto, el pastor. Volteó repentinamente, y dijo, "¿Emilio, acaso alguna vez haz pensando en la salvación?" Le respondió Emilio, "¡Si, lo quiero más que cualquier cosa en este mundo!" En sus propias palabras, años después, ese momento había sido el más glorioso, revelador y significativo de toda su vida hasta ese punto.
A partir de ese día, el Señor Jesucristo se convirtió en su todo. "En cuanto a mí, jamás se me ocurra jactarme de otra cosa sino de la cruz de nuestro Señor Jesucristo, por quien el mundo ha sido crucificado para mí, y yo para el mundo" (Gálatas 6:14). Emilio estudiaba con fervor, y el Dios que lo había creado para llevar a cabo su plan eterno lo llevó al desierto y le enseñó.
El pastor que ahora se había convertido en su padre espiritual dedicó mucho tiempo enseñándolo, mientras buscaba lugares para servir con la trompeta. Dios le abrió las puertas, y tuvo muchas invitaciones, no solo para tocar, sino que también para dar su testimonio. Dios siempre cumple sus promesas, pero tuvo que aprender lecciones difíciles, igual que a todos los que deseamos ser usados exitosamente por Dios.
Que tendencia tenemos de querer hacer cosas para Cristo. Hacer, servir, obrar, estar ocupados en la "obra." Pero es posible hacer, sin ni siquiera conocer al que queremos servir. Hay un famoso dicho, "El infierno está pavimentado con buenas intenciones." Pero Dios no puede usar a una persona sino es Él quien lo guía. Dios no busca personas que le sirvan nada mas por servir, Dios busca personas que desean, más que todo, vivir por El. Yo me atrevo a decir que Dios prefiere que no hagan nada; que no le hagan ningún favor, sino es a Él quien vamos a obedecer. "Yo soy la vid y ustedes son las ramas. El que permanece en mi como yo en el, dará mucho fruto; separados de mi no pueden ustedes hacer nada" (Juan 15:5).
Hasta que Dios, Como lo dice el Doctor Charles Swindoll, "Hasta que Dios no nos aplaste totalmente al punto de que todo el "Yo" nos salga por los costados, no seremos jamás servibles a Dios. Y eso lo tuvo que aprender Emilio Aanderud a través de una multitud de pruebas, "...para que el hombre esté totalmente equipado para toda buena obra", (2 Timoteo 2:15). Así obra Dios en la vida de la persona a quien llama para servirle. "Porque a ustedes se les ha concedido no solo creer en Cristo, sino también sufrir por Él" (Filipenses 1:29). "Así mismo serán perseguidos todos los que quieran llevar una vida piadosa en Cristo Jesús" (2 Timoteo 3:12).
Un servidor y el resto de mi familia tuvimos la dicha de conocer al padre espiritual de mi papá durante una de nuestras giras. Emilio continuó tocando, aprendiendo la palabra, haciendo arreglos musicales de himnos y composiciones propias, grabando discos, imprimiendo sus arreglos, continuamente expandiendo su red de contactos que Dios le seguía dando.
Un día conoció a Bill Rice, evangelista, maestro de la Biblia en la Universidad de su hermano mayor, Dr. John R. Rice, fundador y presidente de Rice University, erudito, doctor en Teología, Griego y Hebreo, entre otras especialidades. La obra continua hasta el día de hoy dirigida por miembros de la familia Rice. También publican un periódico que ha continuado por más de setenta años. Emilio formó equipo con Bill, y fue su director de música durante varios años en las campañas evangelísticas. Estos años fueron de formación académico y madurez espiritual para Emilio. Viajaban en una avioneta, propiedad de Bill Rice, y Dios les dio mucho fruto, y para Emilio esto fue una escuela, La Universidad De Golpes Duros. (Continuará)
Emilio, su esposa Irene y sus hijos.
Irene, Emilio y Karen
Blue Steele Band or Orquesta
De izquierda a derecha: Oved Barrientos, un servidor, Carlos Julio Guarneri, Silvestre Martínez, Javier Morales,  -¿?- -¿?- Santos García Fernández, Ricardo Díaz, -¿?- Manuel García la Chica, Emilio, Ruben Rodriguez y Pablo Silva.
Junta de apoyo espiritual de oración y económico de Emilio
Algunos de Vida Nueva y Vida en Cristo
Silvestre Martínez
Felipe de Jespus Granados y un grupo de discipulado.
Hector Valay
En los textos de Marcos se usó el corrector de ortografía (spelchecker). El corrector hizo algunas correcciones ortográficas. Muy raras veces hizce correción de redacción.
Master Web Editor: Carlos Julio Guarneri.
Carlo Astorga Treviño y su esposa Cris.
Emilio Aanderud, su esposa Irene, su hija Karen, Raúl Santana Romero, su esposa Mercedes, y un grupo de personas.
Historias de Marcos números 9 y 10, más abajo.
Historias de Marcos números 9 y 10, más abajo.

Historias de Marcos Aanderud. #09. 

1 h • 9-17-18; 1AM, central time.
Afortunadamente, Emilio Aanderud fue transferido a Camp Grant, un campo militar ubicado en Rockford, Illinois, en el medio oeste de los Estados Unidos. Se le designó una cama en una de muchas barracas. Cada soldado contaba con un casiller y una caja portátil debajo de su cama. Había un promedio de 40 a 60 camas en cada barraca que garantizaba un exceso de ruido para alguien que deseaba orar y estudiar la Biblia.
Los primeros días para Emilio fueron los más difíciles ya que no había muchos militares que compartieran la fe Cristiana en aquella situación. Durante el primer año, muchos se burlaban de él, hacían comentarios negativos y contaban chistes que francamente insultaban al nombre del glorioso del Hijo de Dios. Y como es típico de los incrédulos, intentaban irritar y hacerlo perder la calma para así poder insinuar que cargaba su fe en la manga y no en el corazón, pero sobretodo al llamarlo hipócrita, y así podrían acallar o tranquilizar sus propias conciencias. Al cabo de algunos meses, la mayoría de ellos fueron enviados al viejo continente para unirse a las tropas ya estacionados ahí.
Emilio tenía un gran impedimento, y una gran ventaja que le permitió quedarse en los EUA. Su asma y las alergias le habían causado cuidado intensivo de vez en cuando, y esto cambio su clasificación militar. A la vez, lo habían trasladado cuando había tocado la trompeta en un concurso entre músicos queriendo integrarse a las diferentes bandas militares en el país. Había ganado un lugar en la sección de cornetas (la corneta es una trompeta chata que se utiliza en una banda por su sonido menos estridente. La banda circulaba continuamente por esa región del país dando conciertos con el objeto de promover la venta de bonos de guerra garantizados por el gobierno federal.
Durante esos años Emilio crecía en gracia y entendimiento de las Escrituras. La experiencia que poseía por los años en el evangelismo, y los golpes duros, familiares a todos aquellos a quien Dios llama y reconstruye por dentro, le dio una perspectiva más profunda y clara de sus propósitos para él en el presente y futuro. Una de las lecciones que más le impactó fue el verdadero significado Jesucristo al darnos la Gran Comisión. Marcos 16:15, "Id por todo el mundo y predicad el Evangelio a toda creatura." Mateo 28:19-20. "Por tanto, id, y haced discípulos a todas la Naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándolos que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.
Emilio notó que dentro de la Iglesia de Jesucristo existía mucha confusión y enseñanza errónea sobre el verdadero significado de Gran Comisión. En muchas denominaciones enseñan que muestro llamado es de ganar almas para Cristo.

Enseñanzas de Marcos.
Pero el Señor jamás nos mandó a hacer tal cosa. Simplemente en Hechos podemos ver como no puede ser. Cuando Pedro había completado su mensaje el día de Pentecostés, leemos en el 2:47, que "...El Señor añadía cada día a la Iglesia los que habían de ser salvos." En el mismo libro, Hechos 15:14, Jacobo dijo, "Simón ha contado como Dios visitó por primera vez a los gentiles, para tomar de ellos pueblo para su nombre." Dios jamás ha mandado a ganar almas para Cristo. Ni siquiera Jesucristo se quedaba en un lugar hasta que todos hubiesen creído en Él.
Leemos en Romanos 10:13, “Porque todo el que invoque el nombre del Señor será salvo. ¿Ahora bien, como invocarán a aquel en quien no han creído? ¿Y como oirán si no hay quien les predique? ¿Y quién predicará sin ser enviado? Así está escrito: ¡Que hermoso es recibir el mensajero que trae buenas nuevas!”
Hermanos, nuestra comisión es predicar, testificar. Nosotros no podemos salvar a nadie, ni forzarlos a aceptar a Cristo. En muchas iglesias, y en algunas que conozco, ofrecen premios para aquello que han cambiado la vida de un pecador. Que ¡blasfemia! ¿Quién es capaz, por más que quiera, cambiar o salvar a otra persona? Lo que si he visto es una fanfarronería y orgullo incomparable. Y cuando lucen su medalla súper-brillante en la solapa o en el vestido, no se logra ver el rostro del individuo por el reflejo. Página 1 Continua.
Historias de Marcos Aanderud. Historia #10
2 min. •9-17-18; 10AM central time.
En 1941 Emilio Aanderud era miembro de la Banda de Camp Grant, en Rockford, Illinois, y con el tiempo comenzó a buscar iglesias o convenciones cristianas donde pudiera tocar su trompeta, y con su gran habilidad y talento, fue todo un éxito. Ejercitaba todos los días de su vida a menos que tuviera calentura, gripa o estuviera internado en el hospital.
Dios le iba abriendo puertas, Se fue integrando en organizaciones como "Youth for Christ," (Juventud para Cristo), fundado por el gran evangelista Dr. Torrey Johnson. Fue en esa organización donde Dios moldeó al evangelista connotado, Billy Graham. Esta organización atrajo a millones de jóvenes de todas las entidades del país, a conocer a Jesucristo de manera personal. Causó un impacto enorme y duradero.
El grupo Aanderud se presentaba regularmente en sus auditorios durante las giras. Hace aproximadamente 20 años, una iglesia muy importante cerca de Washington D.C. me había invitado a dar un concierto. Cuando dijeron mi nombre, el pastor vitalicio que había servido en esa capacidad durante 25 años, se levantó y me preguntó: "¿Conoces a Emilio Aanderud? Le respondí, "si, es mi papá." A continuación dijo, "¡Que increíble!” Tu papá me ayudaba dirigiendo la música en las reuniones de Juventud para Cristo en Dallas, Texas en 1951-1952. Este increíble siervo de Dios llegó a hacer mentor espiritual, y un segundo padre para mí. Fue duro conmigo cuando fallaba, pero con el tiempo me ayudó muchísimo. Me invitó a formar juntos una iglesia en uno de las comunidades para personas retiradas, y Dios nos dio mucho fruto.
Emilio también pudo usar su experiencia en el área de evangelismo en Moody Bible Institute, un Colegio Bíblico fundado por Dwight L. Moody. Ahí empezó a cantar en su estación de radio, George Beverly Shea, el muy amado cantante de Billy Graham.
Retornando a Rockford, Illinois, Emilio visitó, en una ocasión, una iglesia luterana por invitación de su pastor. Ejecutó una obra muy litúrgica, y luego se sentó para oír el mensaje. Es increíble la cantidad de maneras o formas que han creado los hombres para llegar al cielo sin la cruz y sin la sangre de Cristo.

Enseñanza de Marcos Aanderud
"Todas las religiones hechas por los hombre buscan hacer el bien de afuera para adentro, mientras que el cristianismo es de adentro hacia afuera y hasta en muchas iglesias "cristianas," engañan a la gente. Mucho tiene que ver con el hecho de que no conocen la Palabra De Dios, ni el poder del Espíritu Santo. Tristemente hay Iglesias en la actualidad que predican la teología del éxito, afirmando que la semilla, que sabemos que es el evangelio, es dinero. Afirman que Dios nos promete hacernos ricos, y solo hay que demostrarle que tenemos fe, y la fe es el dinero que van a mandar. Entre más siembran, mas Dios los bendecirá. Muchas de estas víctimas tienen un miembro en el hospital con una enfermedad terminal. Saben que nunca podrán pagar lo que deben, Pero oyen que Dios les quiere bendecir con riquezas, hipotecan la casa, el rancho, y mandan todo lo que les quedaba para comer al día siguiente. Lo malo es que muchos ya no creen lo que decimos tampoco. Pero ese no es nuestro problema. A nosotros nos corresponde vivir para Dios, sin mirar a la izquierda o a la derecha. Fijemos nuestros ojos en Cristo, entreguémonos a Dios, y dejemos a Él las consecuencias."

Esa mañana, en aquella iglesia luterana, junto a su mamá, estaba sentada una jovencita que solo Dios sabia que un día sería mi mamá. Tenía apenas 13 años, pero era amor a primera vista, y un amor programado en el cielo desde antes de la fundación del mundo. (Si nació en 1927 y tenía 13 años debía se como en 1940) Tres años y medio después, sonaron las campanas, anunciando el enlace de dos personas destinadas a sufrir enormemente en los próximos años por la causa de Cristo Jesús. (Debió ser entonces 1943-44. Si Emilio nació en 1915, debía tener como 27 o 28 años)
Pasaron el primer invierno en una casa remolque, con un frío intenso como las que hay normalmente en esa área del país. Yo pasé 4 veranos en esa misma ciudad. Rockford fue fundada por inmigrantes suecos, y vivían como tal o sea como suecos. Mi apellido materno es Jacobson. No sé porque, pero hay muchos judíos que también tienen ese apellido. Mi abuelo Jacobson tenía una compañía de seguros. Tuvieron 3 hijos; 2 varones y una mujercita. Mi madre era la mayor. Todos nos mantenemos en contacto con el tío menor. Earl vive en Elgin, Illinois, es industrial. Su compañía manifactura entre otras cosas, los uniformes de los astronautas.
Los señores Aanderud se mudaron al poco tiempo a Dallas, Texas, porque Emilio estaba colaborando con algunos grupos evangelísticas. Estando ahí, sintió de llamado de Dios para ir a servirle en México.

"Excerpts", estractos de escritos de Marcos Aanderdud.
9-14-18 , 10PM
"Emilio me contaba anécdotas e historias de algunos hombres y mujeres que llegó a conocer después de que Dios los había cambiado y mandado a servirle. Muchos de ellos tenían un testimonio mucho muy efectivo, y Dios les dio muchos corazones cambiados. Hasta que Dios lo salvó, la última cosa que tenía Emilio en mente era buscar a Dios, y menos servirle. Afanaba llegar a la cúspide de su profesión; y ser famoso en el mundo del espectáculo. Pero cuando Dios toma a un individuo a quien El va a cambiar, amigos, les garantizo que nada ni nadie en el cielo o en la tierra podrá detenerlo."

​"Emilio Aanderud creía que nadie debería enseñar sin la preparación adecuada, y un gran número de individuos que presumen de haber estudiado con el mienten. El me lo dijo.
La hermana menor de mi padre se casó con un predicador de la asociación de los Pentecostéses, y la denominación a la cual pertenecía se llamada "Jesus Only" (Jesús Solamente). El resto de la trinidad no tenía razón de ser. Charles Duplessy resultó siendo tío mío, y lo llegamos a conocer muy bien a través de los años. Su denominación determinó que no era necesario el estudio de la teología ni de la Biblia más allá del devocional. Y para justificar esta posición, usaba un versículo, "Yo soy el Señor tu Dios que te sacó de la tierra de Egipto. Abre bien la boca y yo te la llenaré (Salmos 81:10). Pero ver el fútbol en vivo o por televisión era uno de los grandes pecados para sus parroquianos.
Un domingo mientras visitábamos a los abuelos Aanderud en Nigawne Michigan, con toda el área casi cubierto de nieve, visitamos la iglesia de mis tíos. Cuando llegamos, vimos a mi abuelastro con mi abuela en la plataforma. Él estaba sentado al piano, y ella traía en sus manos un saxofón. Dio comienzo al servicio mi tío, y comenzaron todos a cantar himnos y coritos acompañados por el piano y el saxofón, y la saxofonista octogenaria marcaba el tiempo con el pie. Cuando se habían cansado de cantar, mi padre dijo unas palabras acerca de la redención, y arrancó el pastor con su sermón sin guión ni tema. Comenzó a despotricar, hablando cada vez más fuerte, hasta que terminó gritando. Todos dieron gracias a Dios por la manera en que Dios le había llenado la boca con tanta sabiduría.
Emilio había ganado a su mamá para Cristo, pero como no tenía madurez por falta de estudio, se fue haciendo parte de ese grupo. ¡Que tristeza! Estos falsos maestros son tan dañinos. No solo engañan a las personas tan necesitadas en esa denominación, sino que también en muchas otras."
Historias de Marcos Aanderud
Marcos Aanderud
3 h. 9-25-18, 4AM central time.

La vida en el ejército de cualquier país es difícil cuando uno desea vivir para Dios, y mantener esa comunión con Él. Y para Emilio Aanderud no había excepción. No tenía el lujo de una estancia privada. Cuando meditaba lo hacía acompañado por música de radio, gente que conversaba a su alrededor, e individuos que buscaban interrumpirlo intencionalmente. Sabían que si tocaban música, podrían distraerlo, Pero como decía Emilio, ahí es donde uno aprende a depender totalmente del poder de Espíritu Santo.
Satanás es especialista en interrupciones. Muchas personas no se dan cuenta de sus artimañas. Así que cuando oran no saben que los demonios están activamente buscando la forma de romper su comunión con Dios aunque sea con una comezón o un ruidito. Después de todo tienen miles de años de práctica. Emilio, con el tiempo, pudo bloquear esos ruidos y entrar en comunión profunda con el Señor. Para Emilio era importantísimo saber que cada individuo comprendiera el significado completo y verdadero de la salvación con todas sus implicaciones.

Emilio vivió durante esos cuatro años dependiendo totalmente en Dios; Padre, Hijo y Espíritu Santo. Se había dado cuenta que su batalla la tenía que enfrentar de rodillas, y que su lucha no era en contra seres humanos, sino contra potestades que dominan este mundo de tinieblas, contra fuerzas malignas en las regiones celestiales. (Efesios 6:12). Sabía que siendo seres espirituales todo lo que concierne a nuestro espíritu es celestial. Incluso nosotros estamos espiritualmente en el cielo en Cristo Jesús.
Terminó con sus obligaciones en el ejército, ya estando casado con Irene. Unos meses después nació el hijo numero uno. Habían rentado una casa remolque y en los próximos años Emilio empezó a viajar con viarios grupos evangelísticos. Me acuerdo de un matrimonio, Neil McCauley, evangelista junto con su esposa. Neil también era trompetista y ella cantaba. Años después, esta pareja visitó la ciudad de México donde sostuvieron una campaña evangelística por una semana. (¿Junto con Emilio? CG)
Por una larga temporada íbamos los domingos a la Union Church ubicada en el número 1870 de Paseo De la Reforma Lomas. Una iglesia de habla inglesa donde Emilio hacia evangelismo personal. Le pidieron que dirigiera el coro de la Iglesia. También se integró a la orquesta de jazz que se juntaba ahí a ensayar. Claro que la idea era que la orquesta tocara en bailes dentro de la comunidad estadounidense. Emilio dijo claramente que no pero dedicó una parte considerable trabajando con estos individuos con el fin de llevarlos a Cristo. Si hubo varias profesiones de fe. Uno de ellos era un industrial de apellido Wilks. Al poco tiempo de haber aceptado a Cristo, salió de viaje con la familia rumbo a Cuernavaca, sobre la carretera antigua, y a mitad del camino se volcó su camioneta matándolo instantáneamente. Otro de nombre Brick Mense aceptó a Cristo, pero nunca demostró señales de crecimiento espiritual.
En una ocasión, conoció al cónsul general de la embajada rusa en México. El cónsul se veía muy interesado, y se veían seguido. Sin embargo, en una ocasión, invitó a un amigo Cristiano, Dave Curry, gerente general de Sears Robuck. El cónsul, en su capacidad oficial sospechó de Dave Curry, y también de Emilio, negándose a reunirse de nuevo. Se perdió una buena oportunidad. (Continuará). 25-09-18.

Historias de Marcos Aanderud
 
Marcos Aanderud
18 de junio 2018
De niño viajaba mucho con mi padre que llevaba el mensaje de salvación a muchos de los lugares más remotos de la república, y casi siempre existía algún tipo de resistencia u oposición, dependiendo de la situación política local o religiosa. Llegamos a experimentar persecución, ya que la Iglesia Católica tenía mucha fuerza y poder en aquellos tiempos.

Durante las gestión del Lic. Luis Echeverría Álvarez, y continuando con la del Lic. José López Portillo, con el fin de quitarle poder a la Iglesia Católica Romana, dieron oportunidad a las iglesias protestantes y evangélicas, de registrarse y llevar a cabo cultos de adoración. La persecución se acabó casi por completo. Y ha continuado así hasta hoy.

Una nota del editor, master web, Carlo Guarneri: Según leí y alcanzo a recordar, en una artículo que escribió Marcos, dijo que Emilio compró un "jeep" para viajar a lugares remotos. Supongo que en Morelos, mas no estoy seguro. Lo que si recuerdo es que Marcos dijo que él acompañó a Emilio. Años 50s.