Restauración del Pueblo de Dios
Un Pueblo Lleno de Salud
El Avivamiento del Pueblo de Dios
2º Crónicas 7:14
Un Pueblo Lleno de Salud
El Avivamiento del Pueblo de Dios
2º Crónicas 7:14

Introducción: La condición de decaimiento de las iglesias evangélicas desde el siglo pasado. Dios ama a su pueblo y hay promesas de restauración. La promesa de 2º de Crónicas 7:14 es una promesa de avivamiento; nos dice por cual medio vendrá el avivamiento, los requisitos para obtenerlo y las bendiciones resultantes.

I.LAS PROMESAS DE DIOS Y EL DIOS DE LAS PROMESAS.





Dios no miente. El Dios todo poderoso jamás ha hecho una promesa que no pueda cumplir. El Dios todo poderoso y soberano hizo las montañas, el mar, al hombre, la noche, las estrellas.
Dios sacó con gran poder y señales al pueblo de Israel de Egipto. Hizo pasar a su pueblo por el mar rojo caminando por tierra seca. Se manifestó en la columna de nube de día y en una columna de fuego de noche. Hizo salir agua de la roca. Hizo llover pan del cielo. Hizo cruzar a su pueblo el río Jordán en seco. Derribó los muros de Jericó. Hizo que el sol se parara casi por un día.
Hay miles de promesas en la Palabra de Dios. Una sola de ellas puede cambiar el mundo entero si los cristianos las apropiáramos.

Ilustración: En 1934 un pequeño grupo de hombres sintieron una gran (cargo) necesidad de un avivamiento en su ciudad de Charlotte, Carolina del Norte. Se tomaron el día libre para orar y en aquellos días para un obrero esto era un sacrificio.
En primer lugar, ellos oraron por su ciudad; que el Señor la tocara. A medida que su fe crecía, oraron que el trabajo de Señor en Charlotte se extendiera por todo el estado de Carolina del Norte. A medida que su fe continuaba expandiéndose, oraron que Dios alcanzara los Estados Unidos desde Charlotte. Finalmente, se atrevieron a orar que Dios hiciera algo en la ciudad que tocara el mundo entero.
En el otoño de ese año ese grupo de hombres formaron parte de un grupo que organizó una campaña evangelística que verdaderamente sacudió Charlotte. Un joven de 16 años hijo de uno de los hombres que estaban orando se convirtió a Cristo. Su nombre es - Billy Graham.
(Una poderosa razón para orar. Por Leigthon Ford, 1987, tomado de Decisión, Julio/Agosto de 1987)

II.EL AVIVAMIENTO VENDRÁ SOLO POR MEDIO DEL PUEBLO DE DIOS.
“Mi pueblo sobre el cual es invocado Mi Nombre.”

1.El Señor no nos dice que el avivamiento vendrá a través de una organización cristiana, no dice que será por la organización de una campaña evangelística o de avivamiento. Dios no dice que será a través de una actividad especial, sino por medio de su pueblo. El avivamiento comienza en el corazón de los que han recibido a Cristo como su Salvador. Sal. 51:10.

2.Nadie puede obtener este avivamiento si no reúne estas cuatro condiciones aquí mencionadas. La Biblia enseña que la responsabilidad de un avivamiento en cualquier parte del mundo está sobre los hombros del pueblo de Dios. Nadie más es responsable sino tú. No mires a tu alrededor tratando culpar a alguien, la culpa es tuya. Dios dice mi pueblo y para ti Su pueblo comienza contigo, en tu corazón.

III.LOS PASOS PARA UN AVIVAMIENTO.
Hay cuatro condiciones que Dios ha establecido para que se pueda producir en mi corazón y en tu corazón un avivamiento.

1.“SI SE HUMILLARE MI PUEBLO.”
Que fácil es llegar a ser un fariseo. ¿Y qué es un fariseo? ¿Cuáles son las características que distinguen un fariseo? Un fariseo:
1.Cree que la tradición tiene más autoridad que la Biblia.
2.Cambia la ley de Dios.
3.Cree en su propia justicia.
4.Es codicioso, sensual e inmoral.
5.No dejan que otros entren al reino de Dios.
6.Creen que otros discípulos de Cristo son inferiores. ¿Los evangélicos son cristianos? Alguien preguntó por allí.
Que cosa tremendamente difícil nos pide el Señor. Con harta frecuencia el orgullo es un obstáculo al poder y las bendiciones de Dios. 1 P. 5:6. “El que se ensalza...” quiero recalcar que humillarse en la Biblia es un mandamiento. “Humillaos,” humíllate, humíllense, por lo tanto debo humillarme. Es algo que yo tengo que hacer. Que tú…

2.“Y ORAREN.”
La oración es irremplazable como el camino al poder espiritual. El conocimiento bíblico, dar testimonio, compañerismo, ofrendar,...pero los discípulos no pudieron echar fuera los demonios. Mateo 17:16-21. Cristo dijo “Con oración...”

¿Hay aquí alguna persona que esté satisfecha con su vida de oración? Pienso que después de más 50 años de ser cristiano todavía no sé como orar. ¿Cuánto tiempo pasamos cada día en oración? Nos ponemos de rodillas y parece que ha pasado una eternidad pero miramos el reloj y ha pasado un minuto o dos. Parece que hay un resorte que nos impulsa a levantarnos.

La pobreza y falta de poder de muchos cristianos halla su explicación en la palabras de Santiago (4:2). ¿Te preguntas porque no prosperas tan poco en la vida cristiana? El Señor responde: Porque negliges la oración.

¿Por qué tengo tan poco fruto en mi ministerio? Y Dios responde: “Porque negliges la oración.

 Los primeros discípulos eran cristianos de poder porque perseveraban en la oración. Hechos 2:42. “Y el Señor añadía cada día a la iglesia ...” (2:47).
El enemigo está perfectamente de acuerdo en que pasemos mucho tiempo en la organización, reuniones de líderes, con tal que no pasemos tiempo en oración. Él no tiene miedo a la organización. Él solo teme a Dios y mucha actividad sin oración es actividad sin Dios.

3.“Y BUSCAREN MI ROSTRO.”
¿Que deseamos ver cuando amamos a una persona? Ver su rostro. De acuerdo al Diccionario Ilustrado de la Biblia (Wilton M. Nelson, Editor. Editorial Caribe. 1974, página 566) “rostro” se usa de diferentes maneras en la Biblia, ... entre ellas se usa como sinónimo de presencia personal. Al hecho de que el sacerdote oficiara en el templo o visitara el santuario se le llama “aparecer ante el rostro de Dios.” El apóstol Juan dice: “Y hablar cara a cara, para que nuestro gozo sea cumplido.” (3ª 12c). Pablo dice: “Tanto procuramos con mucho deseo ver vuestro rostro;” (1ª Tes.2:17). ¿Cómo podemos decir que amamos a Dios si no buscamos pasar tiempo con él, buscando su rostro? Nuestras acciones, planes y obra deben comenzar en la presencia de Dios.

¿Cuándo oramos realmente buscamos el rostro de Dios? Para conocer a una persona hay que pasar tiempo con ella. Para conocer más al Señor, hay que pasar tiempo con él. Al conocer más al Señor aprendemos a confiar más en él. Podemos experimentar más de lo que él es capaz. En la presencia de Dios nos purificamos, nos fortalecemos, recibimos misericordia y gracia para el momento de necesidad o de emergencia. Hebreos 4:16. ¿Cómo podemos echar mano de los recursos de Dios en los momentos de la tentación si no pasamos tiempo con él?

13Entonces viendo el poder de Pedro y de Juan, y sabiendo que eran hombres sin letras y del vulgo, se maravillaban; y les reconocían que habían estado con Jesús. Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Hch 4.13.

4.“Y SE CONVIRTIEREN DE SUS MALOS CAMINOS.”
Dios no prospera el pecado. Dios no usa vasos sucios. Ni nosotros tampoco. Ha habido tiempos en mi vida cristiana que no he andado bien con el Señor, aunque no dejaba de orar y leer la Biblia. Quería ser victorioso pero mi vida era de altibajos. Es necesario limpiar nuestra vida internamente, nuestro hogar de toda cosa que desagrada al Señor. Hay que hacer una limpieza general.

Hay mil cosas que se pueden catalogarse entre los malos caminos que impiden la manifestación del poder del Espíritu Santo en nuestras vidas para ser bendición a otros. Nosotros sabemos lo que es malo pero no hacer lo bueno es pecado dice Santiago (4:17). Queremos que otros se salven (nuestro esposo, esposa, padres, hijos), pero no dejamos de ver cosas  que no debemos ver cuando otros no nos ven. El no orar, leer la Biblia, el no testificar, el no obedecer, el no ofrendar, el dejar de reunirse (falta de compañerismo), ...

Pasiones humanas que crean novelas o se basan en verdaderas historias, llenan libros y peliculas. Codicia, envidia, deseo de venganza, chisme, amor al dinero, obtener cosas por nuestros propios medios sin esperar que Dios lo provea, el engaño, el hacer trampa ...
Hay que hacer una limpieza general. Y se empieza por la confesión ( ὁμολογῶμεν - omologómen de homologéos, homos, lo mismo, logos decir). 1 Juan 1:9 y se sigue por la acción de tirar a la basura todo lo que es desagradable en la presencia de Dios.

Conclusión: “(1) ENTONCES YO OIRÉ DESDE LOS CIELOS Y (2) PERDONARÉ SUS PECADOS (3) Y SANARÉ SU TIERRA.”
Aquí tenemos una triple promesa para los que llenan estas cuatro condiciones:
1.Si se humillare mi pueblo.
2.Si oraren.
3.Si buscaren mi rostro.
4.Si se convirtieren de sus malos caminos.
RECONOCIMIENTO, ARREPENTIMIENTO, CONFESIÓN Y ABANDONO.


Guarneri, Carlo. Monterrey, México primavera de 1963. Predicado por primera vez en la 4ª Iglesia Bautista de Monterrey. Monterrey, N.L. 13 de abril de 1973. Kansas 1998.  Texas 2016
Contact Us