PROMESAS DE LA BIBLIA
PROMESAS DE LA BIBLIA

Más de cincuenta promesas de Dios en la Biblia de más de 7,000.

No temáis; estad firmes, y ved la salvación que Jehová hará hoy con vosotros; 
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Éx 14.13.

















6Esforzaos y cobrad ánimo; no temáis, ni tengáis miedo de ellos, porque Jehová tu Dios es el que va contigo; no te dejará, ni te desamparará.  
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Dt 31.6.

8Y Jehová va delante de ti; él estará contigo, no te dejará, ni te desamparará; no temas ni te intimides.  
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Dt 31.8.

8En paz me acostaré, y asimismo dormiré; 
Porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado. 
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Sal 4.8.

30En cuanto a Dios, perfecto es su camino, 
Y acrisolada la palabra de Jehová; 
Escudo es a todos los que en él esperan.  
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Sal 18.30.












1 Jehová es mi pastor; nada me faltará.  
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Sal 23.1.














12Bienaventurada la nación (dichoso el pueblo) cuyo Dios es Jehová, 
El pueblo que él escogió como heredad para sí.  
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Sal 33.12.

4 Deléitate en el SEÑOR, 
y él te concederá los deseos de tu corazón. 
5 Encomienda al SEÑOR tu camino; 
confía en él, y él actuará. 
6 Hará que tu justicia resplandezca como el alba; 
tu justa causa, como el sol de mediodía.  
  International Bible Society, Nueva Versión Internacional, (East Brunswick, NJ: Sociedad Bı́blica Internacional, 1979), Sal 37.4–6.

22Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará; 
No dejará para siempre caído al justo.  
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Sal 55.22.
















3En el día que temo, 
Yo en ti confío.  
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Sal 56.3.

11En Dios he confiado; no temeré; 
¿Qué puede hacerme el hombre?  
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Sal 56.11.

5Porque Jehová es bueno; para siempre es su misericordia, 
Y su verdad por todas las generaciones.  
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Sal 100.5.

18Cercano está Jehová a todos los que le invocan, 
A todos los que le invocan de veras.  
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Sal 145.18.

5Bienaventurado aquel cuyo ayudador es el Dios de Jacob, 
Cuya esperanza está en Jehová su Dios,  
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Sal 146.5.

5Fíate de Jehová de todo tu corazón, 
Y no te apoyes en tu propia prudencia. 
6Reconócelo en todos tus caminos, 
Y él enderezará tus veredas.  
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Pr 3.5–6.

3Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado. 4Confiad en Jehová perpetuamente, porque en Jehová el Señor está la fortaleza de los siglos. 
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Is 26.3–5.

29El da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas. 
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Is 40.29.

31pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.  
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Is 40.31.












10No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. 
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Is 41.10.

24Y antes que clamen, responderé yo; mientras aún hablan, yo habré oído. 
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Is 65.24.

3 “Clama a mí, y yo te responderé y te revelaré cosas grandes e inaccesibles, que tú no conoces.”  
  Lockman Foundation, Santa Biblia: la Biblia de las Américas: con referencias y notas, electronic ed., (La Habra, CA: Editorial Fundación, Casa Editorial para La Fundación Bíblica Lockman, 1998), Jr 33.3.

22Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias. 
23Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad.  
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Lm 3.22–23.

mas el justo por su fe vivirá 
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Hab 2.4.










5Yo seré para ella, dice Jehová, muro de fuego en derredor 
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Zac 2.5.

7Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. 8Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. 
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Mt 7.7–8.






9¿Qué hombre hay de vosotros, que si su hijo le pide pan, le dará una piedra? 10¿O si le pide un pescado, le dará una serpiente? 11Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan? 
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Mt 7.9–11.








28Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. 
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Mt 11.28.





















22Y todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis.  
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Mt 21.22.

37porque nada hay imposible para Dios. 
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Lc 1.37.












31Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; 32y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres. 
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Jn 8.31–33.


















28y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. 
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Jn 10.28.

13Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. 14Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré.  
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Jn 14.13–14.

25Os he dicho estas cosas estando con vosotros. 26Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho. 
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Jn 14.25–26.
















. 7Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho. 
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Jn 15.6–7.

24Hasta ahora nada habéis pedido en mi nombre; pedid, y recibiréis, para que vuestro gozo sea cumplido.  
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Jn 16.24.

Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros? 32 
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Ro 8.31–32.

4y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder, 5para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios.  
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), 1 Co 2.4–5.

13No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar.  
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), 1 Co 10.13.

7(porque por fe andamos, no por vista); 
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), 2 Co 5.7.








No dependa de sus sentimientos
Nuestra autoridad es la promesa de la Palabra de Dios y no nuestros sentimientos. El cristiano vive por fe (confianza) en la fidelidad de Dios mismo y Su Palabra. El dibujo del tren nos ilustra la relación entre el Hecho (Dios y su Palabra), la Fe (nuestra confianza en Dios y Su Palabra), y los Sentimientos (el resultado de nuestra fe y obediencia). (Juan 14:21) El tren caminará con o sin el furgón de cola. (Ninguna persona sensata echaría el carbón en el cabuz, carro trasero o furgón con la intención de echar andar el tren) Sin embargo, sería inútil tratar de accionar el tren por el furgón de cola. De la misma manera, nosotros, como cristianos, no dependemos de nuestros sentimientos o emociones, sino que ponemos nuestra fe (confianza) en la fidelidad de Dios y las promesas de Su Palabra.

8Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; 9no por obras, para que nadie se gloríe. 10 
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Ef 2.8–10.

20Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros, 
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Ef 3.20.

6Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. 7Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús. 
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Flp 4.6–7.

cualquiera que sea mi situación. 12Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad. 13Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. 
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Flp 4.11–13.

18Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús. 
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), 1 Tes 5.18.

16Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro. 
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), He 4.16.











. 5Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora; porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré; 
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), He 13.4–5.

8Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos. 
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), He 13.7–8.

7echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros. 
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), 1 P 5.7.

4por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, 
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), 2 P 1.4.

4Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe. 
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), 1 Jn 5.4.

4Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron.  
  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Ap 21.4.




















Mézcle las promesas con fe en oración.
Contact Us
no tenéis lo que deseáis, porque no pedís.

Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Stg 4.2.
6Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano. 7Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar.

Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Is 55.6–7.
18Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana.

Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Is 1.18.
7(porque por fe andamos, no por vista) Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), 2 Co 5.7.

Es maravilloso sentir emociones como cuando el fuego de Dios, el gozo y la paz nos hinchan el pecho. Pero hay que tener cuidado. El desaliento viene como consecuencia de vivir en las emociones y sentimientos, que varían constantemente. Dios no trabaja por medio de experiencias emocionales; estas pueden estar presentes, pero no son la base de la bendición y aprobación de Dios, sino estar confiado en Su Palabra.

PARÁFRASIS, COMENTARIO:
16 Estoy confiado en el evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; 17 El evangelio nos muestra de qué manera Dios hace justos delante de él a los que creemos en Cristo Jesús, que murió en la cruz y resucitó. Como dice la Biblia: «Aquellos a quienes Dios ha vestido con su justicia y por lo tanto aceptado, los que han sido aprobados por Dios, han de vivir siempre por fe y para siempre.» Rom 1.16-17, Habacuc 2.4. Carlo Guarneri.
   6 Este pobre clamó, y le oyó Jehová, 
  Y lo libró de todas sus angustias.
Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Sal 34.6.
   15 E invócame en el día de la angustia; Te libraré, y tú me honrarás. Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Sal 50.15.
 Abraham, el patriarca, estaba 21 plenamente convencido de que Dios era también poderoso para hacer todo lo que había prometido. 
Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Ro 4.20–21.